miércoles, 22 de marzo de 2017

Gran Canaria interior


Que las islas canarias son un lugar maravilloso e único en el mundo ya lo sabíamos, pero en muchísimas ocasiones no conocemos más allá de lo que sale en las principales revistas de viajes.
Hoy entramos en la isla de Gran Canaria, la capital del archipiélago que no deja de ser una gran desconocida. Si bien sabemos que tiene unas playas maravillosas, como detalle de ello Las Canteras está entre las diez mejores playas urbanas del mundo. Pero el interior de la isla nos ofrece cientos de lugares, gastronomía y una naturaleza que no nos debemos perder. Aunque este sea un blog de cruceros os recomiendo en la medida de lo posible que alquiléis una villa en la isla, podréis usar los servicios de alquiler de bungalows gran canaria y usándola como base encontrareis esos lugares únicos con una mayor libertad de movimientos.
Para los amantes de la montaña y el andar por la naturaleza deberéis aprovechar el más mínimo descuido para volver a Gran Canaria. La isla es un lugar muy poco común que esconde bajo la alfombra mil paisajes diferentes que no olvidareis jamás. No en vano la llaman el continente interior debido a sus cambios de aspecto.
La intrincada orografía es de los primeros ingredientes que tiene este lugar de ensueño. La mezcla de palmerales y pinos, de barrancos y senderos reales enredándose por las montañas, formando unos paisajes cambiantes, tan distintos entre sí como los tipos de yogur de un hipermercado. Pero hay otro punto de vital importancia, el factor humano, esas gentes que se caracterizan por ser amables, dialogantes y que no dudaran en enseñarnos los lugares de una manera muy especial. Son los habitantes de rincones escondidos que aparecen al doblar un trecho, en pequeños pueblos. ¿Por qué deberíamos  andar con prisas en una isla así? Es mejor disfrutar de vivir en un lugar donde la naturaleza es amigable y hace la vida más sencilla.
Y por supuesto el comer, el alimentarse de manera un poco diferente al resto de España, saboreando alimentos que por normales, nos sorprenden al probarlos en Gran Canaria, lugares y sabores por igual. La transformación de unas simples patatas en una deliciosas papa arrugadas, el aprovechamiento (aunque hoy en día ya es un plato en si mismo) con la ropa vieja y como no, el mojo canario tan oído y hasta “misterioso”.
Seguro que hemos abierto su mente para visitar la isla, así que no esperéis más e ir buscando un sitio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario